"No importa de dónde vienes, sino a dónde vas".

"Si puedes soñarlo puedes hacerlo".

viernes, 23 de enero de 2015

Fiebre biológica

15 de febrero de 2013
Estaba ansiosa por la llegada de ese día, la celebración de la XI Olimpiada de Biología de la Comunidad de Madrid del COBCM. A las cinco teníamos que estar en Ciudad Universitaria (UCM), así que nos autorizaron para salir a la hora del recreo. No sé si los nervios me jugaron una mala pasada o había pasado una mala noche, me dolía la cabeza y me sentía débil, así que me ofrecieron un ibuprofeno. Seguía teniendo ciertas dificultades a la hora de tragarme las pastillas (ahora supongo que ya no), me quedé observando la pastilla. Después de sucesivos intentos, conseguí tomárla, ¡aleluya! Lástima que no notara su efecto. 
Sonó el timbre, G y yo nos largamos, por el camino me dijo que se leería el libro por encima para no ir "a pelo". Iba a hacer lo mismo, pero estaba cansada, eché la siesta en el sofá y cuando me desperté ya eran las dos, ¡Dios, seguía igual de mal! Tenía tiempo, habíamos quedado en RENFE a las cuatro. Comí despacio, con mi típica mordida de hámster (Hámster también es uno de mis pseudónimos, cuando mastico hincho mis mofletes). Antes de salir, ingerí otra dosis de ibuprofeno, esta vez sin problemas porque era súper tarde y tenía que acelerar el paso. 
A pesar de que Ciudad Universitaria estuviera lejos y el trayecto haya sido eterno, disfruté del viaje, miraba por las ventanas, a la gente...sobre todo, al llegar a la uni. La Facultad de Ciencias Biológicas estaba repleto de alumnos de cientos de institutos por todo Madrid. La biblioteca nos sorprendía, los espejos de los baños también (en mi insti no hay, por si a alguien le da por romperlos), diría que incluso el cubo de la fregona de la señora de la limpieza nos hubiese impresionado, estábamos atontadas. 
Finalizada la competición, pensé: "En dos años tengo que volver, no puedo esperar más". No había pensado en ganar, sólo en pasármelo bien, hasta que llegaron a mis oídos que existían colegios que preparaban a sus alumnos para este tipo de concursos para alcanzar fama. No era nada nuevo, típico, colegios que intentan demostrar que son mejores a base de méritos. Brotó mi actitud competitiva. 
23 de enero de 2015
Estos dos años no fueron tan extensos, es más, se me pasaron volando. La XIII Olimpiada de Biología será el 6 de Febrero en Cantoblanco (UAM), la locura que estoy haciendo es fundirme el libro de la asignatura y participar como si se tratase de un simulacro de las PAU. Vuelvo a estar emocionada y nerviosa, espero que no me vuelva a dar fiebre. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario