"No importa de dónde vienes, sino a dónde vas".

"Si puedes soñarlo puedes hacerlo".

miércoles, 22 de abril de 2015

Blanco - negro

Estoy a veinte días de acabar segundo de Bachillerato y a dos meses de las PAU, aunque por ahora me lo estoy tomando con calma. Al principio, sufría tanto que llegué a comparar este curso con un campo de concentración, la verdad es que se parecen mucho. Antes me encontraba en la fase de shock en la que alucinaba, después en la fase de asimilación y creo que ahora he alcanzado la última fase. En esta etapa ya puedo ver el final, no como antes que la opacidad del principio tapaba lo de atrás.
En cuanto a lo de entrar a Medicina y las notas, he reflexionado, leído, informado y sólo sé que quiero esta carrera y que no me rendiré, quiero intentarlo hasta el último momento. A la vez veo mi futuro como veía la cara de mi hermana en ese día tan soleado...

Una tarde de 24 de agosto de 2014, Guadalajara.
Estaba pasando el día en un pueblo llamado Zorita de los Canes. Hacía calor, llevaba una camiseta de color rosa y unos pantalones cortos, aún estaba veraneando. Los rayos solares se reflejaban con mis gafas de sol y entonces mi hermana, un poco inquieta de carácter, se dedicó a quitarme y ponerme las gafas mientras acompañaba el movimiento  diciendo blanco cuando me las quitaba y negro cuando me las volvía a poner: "blanco - negro - blanco - negro...". Me estaba mareando y le pedí que dejara de desafiar a mi glándula pineal.

Así es como veo mi futuro, a veces blanco y otra veces negro, blanco - negro - blanco - negro...Espero poder conceder pronto la tranquilidad que se merece mi glándula pineal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario