"No importa de dónde vienes, sino a dónde vas".

"Si puedes soñarlo puedes hacerlo".

miércoles, 20 de julio de 2016

No te cierres puertas

Sé que jamás podré catalogar un día o un año como el mejor de mi vida, ni como el peor, pero estos últimos meses han sido explosivos. Demasiadas decisiones, opciones, trámites, miedos, luchas, charlas, esperas, correos, envíos, nervios, política, fútbol... Y a la vez, muchas personas maravillosas, lugares inexplorados, canciones pegadizas, velas de cumpleaños, cafés con leche y poco azúcar, yogur helado con un kilo de todo, noches falsamente estrelladas...Está siendo un año bastante cargado, todos los acontecimientos se juntan para formar un meteorito preparado para estrellarse contra la Tierra. Mi ahogo en el océano de posibilidades, que según Barry Schwartz hace que tener más sea menos, y los arcoiris de mis sueños, bailan al mismo compás.
Cada día llego a una conclusión diferente, intentando convencerme de que mi reflexión más reciente es mejor que las anteriores. Cambio de opinión más que de tetriminos en una partida de tetris, y freno más rápido que los fórmula uno. Recuerdo que un día alguien me llamó para convencerme de algo que no iba a aceptar. Una de las frases que usó en su defensa fue: "No te cierres puertas". Aunque al final no consiguió su propósito, esa frase se me ha quedado marcada. Quizás mi problema sea que considero demasiadas barreras que no deberían estar allí, que además de puertas, cierro ventanas para asfixiarme dentro. He aprendido que es más fácil preguntarse por qué no que por qué sí, porque los síes sólo son posibles cuando no hay noes.

"Aunque hay algunos muros demasiado peligrosos para cruzarlos, lo único que sé es que si finalmente te aventuras a cruzar, las vistas al otro lado son fantásticas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario